Cualquier arquitecto iberoamericano puede participar en el certamen, cuyos resultados se conocerán en octubre durante el desarrollo de la BIAU

 

16 de julio de 2014.- La IX Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo ha convocado un concurso internacional para buscar propuestas -no teóricas sino pensadas para ser construidas- que supongan nuevos modelos de vivienda bajo parámetros económicos, de flexibilidad y sostenibilidad medioambiental en la ciudad de Rosario, sede de la presente BIAU.

El concurso, abierto a todos los arquitectos iberoamericanos, ha sido convocado por el Servicio Público de Vivienda y el Hábitat de la Municipalidad de Rosario, propietario del terreno concreto que se propone para las viviendas, ubicado en un barrio residencial consolidado y a una distancia intermedia entre el centro de la localidad y sus bordes.

Las consultas se pueden formular hasta el 31 agosto de 2014. El plazo de entrega de las propuestas finaliza antes de las 24:00 horas (hora local del lugar de envío) del 13 de septiembre  de 2014. La inscripción se realiza en este enlace: http://www.capsfonline.org.ar/biau/viviendas/

La convocatoria considera al proyecto como una oportunidad tanto de aumentar el parque habitacional existente como de recuperar el entorno, a partir de la incorporación de un espacio de uso colectivo. Se trata, por tanto, de pensar un proyecto que se acerque al concepto de vivienda colectiva, donde los residentes compartan actividades y zonas comunes. El programa contempla viviendas para familias de hasta siete miembros, zona comunitaria y espacio público abierto recreativo que pueda ser usado tanto por los habitantes del conjunto como por los vecinos del barrio.

El concurso está dotado con tres premios por valor de 50.000 pesos argentinos el primer premio, 20.000 pesos el segundo, y 8.000 el tercero. El plazo para presentar proyectos así como realizar consultas ya se ha abierto. El fallo del jurado se conocerá durante la celebración de la IX BIAU, en la que se entregarán los premios y se expondrán los resultados. 

El contexto de las viviendas

La ciudad de Rosario ha crecido desde el centro hacia sus bordes a partir de la repetición de la manzana cuadrada, como muchas ciudades hispanas. Esta cuadrícula solo se ve alterada por accidentes naturales o artificiales como ríos o vías del ferrocarril, y áreas que modifican su ordenamiento y dimensión por razones especulativas. La extensión de este damero ‘al infinito’, eficiente para una ciudad de dimensión limitada, se muestra deficitaria en la periferia y costosa de mantener.

 

Los modos posibles del crecimiento de Rosario son hoy la extensión en la periferia o el relleno de espacios que han quedado vacíos en el interior de la ciudad. En el primer caso, es necesario trabajar sobre nuevas formas urbanas y surge el problema de la dependencia del centro. En el segundo caso, se presenta la cuestión de la densificación urbana, la heterogeneidad social y la ampliación de los espacios comunes, lo que obliga a plantear alternativas a la relación vivienda-ciudad.