XIII
Bienal
Española de
Arquitectura
y Urbanismo

Alternativas


Resultados

X
Bienal
Iberoamericana
de Arquitectura
y Urbanismo

Desplazamientos


São Paulo 2016

15ª
Bienal de
Arquitectura
de Venecia
Pabellón Español

Unfinished


Inauguración

Parque educativo Saberes Ancestrales

 




 

Nombre de la propuesta

Parque educativo Saberes Ancestrales

Emplazamiento

Manzana 19, calle 16 entre carreras 3 y 4, Barrio Venezuela. Vigia del Fuerte, Antioquia.

País

Colombia

Resumen

Vigía del Fuerte es un municipio antioqueño en la frontera con el departamento del Choco, y separado de Bojaya por el rio Atrato, se encuentra en la parte más austral de la subregión de Urabá, en la zona denominada Atrato Medio Antioqueño, que corresponde a la selva húmeda tropical. Es un municipio con uno de los menores índices de desarrollo humano y social en el departamento, con unas fuertes condiciones climáticas, de accesibilidad e interconexión, dentro de una región que ha sido golpeada en el pasado por problemas de orden público, a pesar de esto el municipio cuenta con una Vegetación exuberante y es reconocida por su biodiversidad y variedad de ecosistemas cuyo potencial para el desarrollo de la región está empezando ser aprovechado. Por las condiciones mismas del lugar esta obligada a desmontar esquemas predispuestos y a operar de una forma única especialmente pensando en la región y no replicables en ningún otro lugar de la geografía nacional. Vigía del fuerte está configurado tanto por la selva húmeda tropical como por el rio Atrato, el cual en la época de lluvias anual abandona su cauce inundando año tras año al municipio, esto ha llevado a los pobladores a construir sus casas de forma palafítica, elevando sus hogares y andenes un metro sobre el nivel del suelo para disminuir el impacto de las crecidas anuales del rio en sus hogares. Esta condición de separarse del agua por medio de palafitos define esencialmente la arquitectura tradicional del municipio, en conjunto con otros elementos con los que acondicionan los edificios a su entorno: fachadas que permiten la circulación del viento, cubiertas de elevadas pendientes y grandes aleros, materiales ligeros que no obliguen a un suelo de poca capacidad a cargar grandes pesos, entre otros. El parque educativo retoma los elementos típicos antes mencionados, reinterpretándolos y potenciándolos a través de materiales adecuados a las condiciones del lugar, pero que a la vez garanticen una larga duración en el tiempo. Es un proyecto que se formaliza a través de la suma de dos de las casas típicas de Vigía del Fuerte dispuestas una al lado de la otra, dos casas palafíticas que se elevan dos metros con cincuenta del terreno, alejándose del nivel máximo histórico de inundación que registra la población: 1.6 m, y que se desplazan ligeramente una con respecto a la otra en planta, marcando con este movimiento los accesos del parque educativo. En el costado oriental, orientado hacia el Atrato, está el acceso más público, una gran rampa, único elemento que toca el suelo y que sirve a su vez de gradería hacia la primera plaza con que contara el municipio, “La plaza de sombras”, diseñada como parte integral del proyecto, y en la que conviven el esparcimiento pasivo bajo grandes pérgolas con los espacios deportivos de la pista atlética y el multideportivo. En el costado opuesto del edificio, el más privado, una pequeña gradería desciende hasta el nivel de las calles del municipio, levantadas como dijimos antes un metro del suelo. El centro de las dos casas se vacía para generar un patio interior, el “patio del sabedor” , un espacio público cubierto, que protege tanto de las lluvias como del fuerte sol y que es una sola cubierta bajo la cual pueden estar juntos todos los habitantes de Vigía del Fuerte. La “plaza de sombras” y el patio del sabedor serán las primeras plazas con las que contara el municipio, la primera a cielo abierto y la segunda bajo techo, lugares de encuentro y discusión de la comunidad. Los demás elementos del parque educativo siguen la misma premisa de adaptarse y reinterpretar el lugar, las fachadas del parque son celosías que permiten el cruce continuo de vientos manteniendo frescos los espacios interiores. Las cubiertas permiten recolectar y posteriormente tratar el agua lluvia para garantizar el consumo interno del proyecto en un municipio que está a la espera del agua potable, a la vez que sus grandes aleros protegen los espacios de la lluvia y del sol. Los materiales seleccionados son de mínimo mantenimiento, cerramientos en madera inmunizada, que únicamente necesitara un lavado periódico, losa y palafitos en concreto pulido tratados para soportar las continuas inundaciones, estructura superior en acero corten (tipo de acero) que soporta sin deteriorarse las exigentes condiciones climáticas del municipio.

Autor/autores

Arq. Farhid Maya Ramírez Arq. Lucas Serna Rodas Arq. Diana Herrera Duque Arq. Mauricio Valencia Correa

Colaboradores

Colaboradores Arquitecto Alejandro Vargas (diseño). Arquitecta Lina Flórez (diseño). Arquitecta Andrea Maruri (diseño). Constructores: Soluciones Constructivas SA. Residente de obra: Ingeniera Juana Paola Martínez Supervisor de obra: Ingeniera Catalina Cardona (VIVA) Diseñador estructural: Ingeniero Oswaldo Jaramillo Diseñador eléctrico: Casa Sana Hidráulico: Aqua Promotor: Empresa de Vivienda de Antioquia (VIVA), Promotor: Fundación Fraternidad Medellín. Promotor: Fundación Berta Martinez

Fechas de la propuesta

  • Fecha de proyecto:2013-09-30
  • Fecha de comienzo de obra:2013-10-15
  • Fecha de fin de obra:2014-03-23

Archivos